Las mascotas son un miembro más de la familia. Los usuarios buscan alternativas más sanas y naturales que el pienso, que mejoren la felicidad de sus mascotas, algo que ha hecho crecer el sector y favorecer nuevas oportunidades de negocio en el segmento premium de alimentación.

Es ahí donde Frankie ha revolucionado el mercado con su propuesta de alimentación para mascotas que mejora su calidad y esperanza de vida a través de sus menús formulados, fabricados y comercializados con la misma calidad y procesos que se utilizarían para destinarse al consumo humano. Comida sana, de calidad y cocinada como en casa, con diferentes planes que se adaptan a las necesidades de cada mascota de acuerdo con su edad, peso o nivel de actividad.

La comida se vende directamente al cliente final bajo una suscripción con las cantidades adecuadas para cada mascota, garantizando así que su alimentación es correcta y ajustada, y repercutiendo en una elevada tasa de recurrencia en la compra. La venta del producto va acompañada de una atención al cliente cercana y personalizada, tanto para la gestión de la suscripción como para la resolución de dudas nutricionales, uno de los aspectos más valorado por los usuarios y que aporta una mayor fidelización.

En sus primeros 20 meses en el mercado, Frankie ha alcanzado una facturación recurrente anual proyectada de más de 500.000€ sobre una base de casi 700 suscripciones activas mensuales y se encuentra ya en la última fase de internalización de todos sus procesos productivos invirtiendo en una nueva nave. En sus planes de futuro está el crear nuevos productos, mejorar los actuales y crecer más rápido sin limitaciones de capacidad productiva. Para afrontar estos retos, en los últimos 9 meses han aumentado su plantilla de 5 a 12 personas.

“Hemos tenido que soportar un crecimiento muy alto en un modelo de negocio complejo, especialmente en la parte operativa. Nada ha cambiado de nuestra filosofía, simplemente hemos tenido que gestionar un crecimiento más rápido de lo que esperábamos“, asegura Javier Estévez, CEO de Frankie.

Fuente: Frankie