La revista Forbes, a través de sus encuentros ‘Forbes Talks’, ha reunido recientemente a un grupo de expertos para debatir sobre la importancia que ha tenido la digitalización y reinvención para la reactivación del pequeño comercio durante la pandemia. Han participado Juan Ortí (JCEO de American Express), Irene Cano (Country Manager Iberia de Facebook), Javier Vello (Responsable de Distribución y Consumo de EY) y Paula Llop (Coordinadora de la iniciativa #EActíVate y directora de RSC y Relaciones Empresariales de Mercadona).

“Tenemos un gran tejido empresarial. Contamos con empresas de todos sectores que se han reinventado y adaptado su actividad para poder aportar su granito de arena cuando la sociedad lo necesitaba. Gracias al trabajo y esfuerzo de todas las empresas la economía se ha reactivado tras la pandemia, ha asegurado Paula Llop.

En el encuentro han presentado las diferentes iniciativas que han desarrollado sus empresas para apoyar al pequeño comercio, y han puesto de manifiesto la importancia de saber adaptarse a las circunstancias. “Hemos visto ejemplos clarísimos donde los activos de reinvención, trabajo y creatividad por parte del pequeño comercio son relevantes, por lo que si añadimos apoyo a través de plataformas, compañías e instituciones podremos dar con una fórmula ganadora que permita, junto a otros factores que se están dando incluso desde Europa, tener una economía más competitiva, más digital, más sostenible y que nos facilite y nos mejore la vida a todos”, ha afirmado Juan Ortí.

Una de las piezas claves para la reactivación del pequeño comercio ha sido su digitalización, gracias a la que han podido hacer llegar sus productos a consumidores de todo el mundo. “Una parte de los consumidores no compraba digitalmente por miedo. Ahora, han aparecido muchos nuevos clientes que se van a quedar y que se han replanteado su forma de consumir”, ha explicado Javier Vello.

En este sentido, las redes sociales también han tenido un papel clave como ha destacado Irene Cano, “los pequeños comercios no solo buscan nuevas iniciativas para crecer, también para sobrevivir, y los comercios han conseguido un público objetivo que a su tienda nunca hubiera llegado si no es por las redes sociales.

Fuente: Forbes