Fast Fuel, la cadena extremeña de gasolineras low-cost, apuesta por la sostenibilidad y se suma al futuro de la movilidad con la instalación de puntos de recarga eléctrica en todos los establecimientos de su red que lo deseen.

“La filosofía de Fast Fuel se basa en apostar por la innovación y el desarrollo de nuevos productos y servicios que den respuesta a las crecientes necesidades de los clientes, ha asegurado Diego López, fundador y director general de la compañía.

Así, la compañía cuenta ya con nuevas electrolineras operativas en Andalucía, Asturias, Castilla La Mancha, Castilla León, Extremadura y Portugal. Además, en las próximas semanas tiene previsto incluir 3 nuevos puntos en Madrid y Andalucía, así como en las nuevas gasolineras que está construyendo en València.

La compañía tiene un ambicioso plan de expansión a través del sistema de franquicias gracias al que prevé duplicar su tamaño en los próximos dos años y abrir establecimientos tanto en España como en Portugal. Para ello, la compañía cuenta ya con oficinas en Lisboa, que se suman a su sede central en Castuera, Badajoz. La compañía estima su rentabilidad ente el 8%, y el 10% dependiendo de la ubicación de la estación y una recuperación de la inversión cercana a los dos años.

Fuente: Fast Fuel