Factory Ecologic no ha parado de crecer. Ha triplicado la plantilla de trabajadores y el pasado septiembre inauguró unas nuevas instalaciones. Además, han conseguido trabajar a nivel nacional e internacional con países como Finlandia y Ecuador. Algunos de los clientes que ya confían en esta empresa son Granada CF, Grupo Ilunion (La ONCE), Ferrovial servicios, Grupo DISA (Gasolineras SHELL), Repsol, Bomberos de Granada, Policía Local de Atarfe, Instituto de Medicina Legal de Granada, entre otros muchos. Son algunos de los hechos referenciales que convierten a esta empresa en un ejemplo evidente de reactivación.

Su CEO, Samuel Expósito Paulano, ha logrado recientemente el premio Iniciativa Emprendedora AJE Granada 2020 gracias a su labor al frente de Factory Ecologic, compañía que se dedica a ofrecer soluciones que resuelvan algunas de las cuestiones más complejas en el ámbito de la agricultura, el tratamiento de vertidos, la contaminación de ríos, etc.

Según explica el propio Expósito al diario Ideal, “después de recibir el premio, tengo la vista puesta en seguir creciendo y desarrollar nuevas vías de negocio en nuestro sector. En el futuro, quiero ver a Factory Ecologic como una empresa referente en el tratamiento del agua, del aire y, por supuesto, dando soluciones y contribuyendo al cuidado de nuestro medio ambiente y del planeta».

La historia de Samuel Expósito es una historia de constante reinvención. Según él mismo explica al citado medio, todo comenzó cuando cuando cumplió la veintena y se mudó a Granada en busca de nuevas oportunidades laborales. Después de trabajar varios años como comercial, decidió dejar atrás un puesto en el que «no se sentía realizado» y lanzarse a emprender. La idea nació de un problema tan cotidiano como el agua embotellada. «Cuando me di cuenta del coste, los problemas de almacenaje y de contaminación que esto conlleva, decidí que iniciaría una actividad empresarial para darle solución», recalca.