La compañía española de biotecnología Eurofins Ingenasa, especializada desde 1981 en el desarrollo, fabricación y comercialización de ensayos diagnósticos para sanidad animal y seguridad alimentaria, ha creado durante  el estado de alarma una nueva división de diagnóstico humano para contribuir a controlar la pandemia. Hoy día es la única empresa en España que fabrica tests rápidos de detección de anticuerpos, consiguiendo una sensibilidad del 94,6% frente a la baja fiabilidad de otras herramientas de diagnóstico.

“Ingenasa se creó, curiosamente, para apoyar en la búsqueda de soluciones sanitarias a la epidemia de la peste porcina africana de 1981. Nuestra amplia experiencia en I+D en el ámbito del diagnóstico veterinario y alimentario nos hacía estar perfectamente preparados para hacer frente a esta alerta sanitaria, y hemos sido capaces de reorientar nuestras prioridades«, explica Belén Barreiro, directora general.

En ese periodo de dos meses, la compañía ha logrado desarrollar y validar ensayos clínicos que habitualmente requieren un tiempo de desarrollo de 6 a 9 meses, además de realizar una importante inversión en equipos y recursos personales para afrontar su producción masiva, ante la creciente demanda de estas pruebas diagnósticas en todo el mundo.

Actualmente, su capacidad de producción es de 250.000 tests rápidos y de 500.000 tests ELISA semanales, lo que le permite garantizar el suministro incluso ante picos de demanda provocados por posibles rebrotes, y la convierte en un proveedor de máxima calidad y confianza para hospitales, clínicas privadas, centros de mayores y laboratorios.

La compañía cuenta ya con clientes en países como Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Ecuador, Colombia, e incluso China, que se han interesado por la adquisición de sus pruebas de diagnóstico.

Y todo ello gracias a una readaptación del negocio que ha llevado a potenciar la creación de una división específica dentro de la compañía.