El grupo castellonense Esmalglass-Itaca-Fritta, con sede en Vila-real, ha conseguido desarrollar e implantar para el sector cerámico la solución DigitalGlass para desarrollar la nueva familia de esmaltes digitales en base agua. A diferencia de los esmaltes tradicionales más utilizados hasta ahora, de base solvente, la nueva solución consigue reducir hasta diez veces el consumo de agua, con todos los beneficios medioambientales y de producción que ello conlleva para sus clientes del sector cerámico.

“DigitalGlass es la culminación de más de diez años de trabajo y esfuerzo para ofrecer al sector cerámico una innovación que supone una revolución”, explica Davide Zannoni, Inkjet Product Manager de Esmalglass-Itaca-Fritta. Tras la instauración del Full-Digital, la impresión en cerámica con procesos íntegramente digitales, el grupo patentó en 2012 los esmaltes digitales con base agua. Un año después se desarrollaron las primeras máquinas y cabezales para trabajar con esta línea de esmaltes. Tras la consolidación del Full-Digital, “a partir de 2019, varios clientes han conseguido implantar con éxito la solución DigitalGlass en sus líneas de producción, que se realiza íntegramente con nuestros esmaltes digitales en base agua”, explica Zannoni.

La innovadora solución supone todo un hito que transformará el sector. DigitalGlass reduce las emisiones y el impacto medioambiental ya que, además de consumir un menor volumen de agua en el proceso, elimina los materiales sobrantes, desperdicios y olores fuertes; disminuye los costes operativos y logísticos, al utilizar solo el material necesario en la aplicación, optimizando el ahorro en almacenaje y personal; mejora la calidad y la estética del producto; y acorta el tiempo de llegada al mercado, al ser un proceso mucho más ágil.

Fuente: Esmalglass-Itaca-Fritta