En los últimos años las empresas y sectores están avanzando en su proceso de descarbonización para alcanzar el reto de cero emisiones en 2050.

El transporte de mercancías por carretera es un claro ejemplo de ello tras reducir un 20% sus emisiones en la última década, hasta situarse en un 4,5% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en la Unión Europea actualmente, según datos de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic).

 

Por otro lado, un 52% de los transportistas asegura que se han planteado sustituir a corto plazo su vehículo por otro libre de emisiones si existieran ayudas económicas al respecto, ya que un 47% asegura que no puede asumir ese coste en este momento. Así, la mitad de los transportistas (51%) se decanta por ayudas directas a la compra, un 29% preferiría créditos en condiciones especiales, un 9% cree que serían favorables las bonificaciones fiscales, y otro 9% consideraría interesantes las subvenciones en combustible y repostaje.

Fuente: OnTruck