Pese a que la pandemia ha hecho caer las previsiones económicas de prácticamente todos los sectores del país, el sector tecnológico español se muestra optimista.

Así, el 62,5 por ciento de los empresarios de empresas de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) confía en que la facturación crecerá en lo que queda de año, mejorando en un 44 por ciento el índice promedio que presentan las empresas de la UE-27.

Esa es la principal conclusión del informe TIC Monitor elaborado por VASS Company y el Centro de Predicción Económica CEPREDE, que muestra una notable mejoría en los indicadores de clima respecto a la anterior entrega,

Y es que, según TIC Monitor, a pesar de la caída de la cifra de negocio del sector de servicios TIC (-14,2%), el optimismo de las empresas del sector tecnológico se refleja también en las expectativas de creación de empleo neto, que pasa de los -28,1 puntos de la anterior entrega a +14,3 en una escala de +/‐100.

“La importancia que el rearme digital de la sociedad tiene en la estrategia de recuperación, tanto con el Plan Europa Digital, como con su versión nacional, España Digital 2025, dejan bien claro la firme apuesta por este sector”, asegura Antonio Rueda, director de VASS Research y responsable de TIC Monitor.

La creación de empleo del sector TIC, un signo de fortaleza

A pesar de que la cifra de negocio va mermando la dinámica de contratación de talento especializado, el sector de servicios TIC es de los pocos que no ha entrado aún en tasas interanuales negativas y que se mantiene un mes más al margen de la destrucción neta de puestos de trabajo, con un crecimiento plano en los últimos 12 meses, explican desde VASS Research.

Aunque el ritmo de contratación se haya moderado considerablemente, el sector de servicios TIC sigue liderando el conjunto del sector servicios, teniendo aún un 20% más de empleados que en 2015 (el año base de la estadística), y diferenciándose así del resto de actividades terciarias.

“Es un signo de fortaleza evidente que, a pesar de la caída en la facturación, las compañías hayan mantenido el nivel de empleo, testigo de la confianza en una pronta recuperación”, señala Rueda.

Fuente: VASSS y CEPREDE.