En los últimos días, se han conocido tres noticias que puede que cambien para siempre nuestra forma de ver el sector del ferrocarril. Tres noticias, además, que supondrán una reactivación a muchos niveles y muchas oportunidades empresariales asociadas a un mundo que, es evidente, está en plena ebullición.

 FINANCIACIÓN PARA EL HYPERLOOP

La empresa española Zeleros Hyperloop ha cerrado una ronda de financiación por valor de más de 7 millones de euros. La compañía abre una nueva e importante etapa en el desarrollo de su versión única de hyperloop, el “quinto medio de transporte” y la mejor alternativa de futuro para cubrir de forma eficiente y sostenible rutas de larga distancia para el transporte de pasajeros y mercancías. De esta forma, será posible viajar de Madrid a París en poco más de 1 hora.

Zeleros abre esta nueva etapa gracias al apoyo de compañías como Altran, el Grupo Red Eléctrica y también de inversores estratégicos a nivel nacional e internacional, incluyendo entre otros a Goldacre Ventures (Reino Unido), Road Ventures (Suiza), Plug and Play (EE. UU.), y los españoles Angels Capital, creado por Juan Roig, y MBHA. Los fondos se utilizarán para impulsar el desarrollo del vehículo hyperloop de Zeleros y sus tecnologías, gracias a las cuales se posicionan como la mejor alternativa para cubrir de forma eficiente rutas de entre 400 y 1.500 km, con especial foco en la reducción del coste de infraestructuras y en la seguridad para los pasajeros.

TRENES DE HIDRÓGENO

Alemania ha concluido recientemente el año y medio de pruebas para otro proyecto innovador en materia de infraestructuras: el tren de hidrógeno. La empresa francesa Alstom ha sido la encargada de desarrollar los convoyes Coradia iLint, una solución de futuro para hacer más sostenible el transporte de viajeros y mercancías. Según explican los responsables de la empresa al periódico CincoDías, los vagones están dotados de una pila que transforma el hidrógeno y el oxígeno en electricidad, tienen 1.000 kilómetros de autonomía y alcanzan 140 kilómetros por hora. Sólo tardan en cargarse 10 minutos, según los promotores.

Después de este periodo de pruebas, la idea es que en el año 2022 Alemania sustituya con 14 trenes propulsados por hidrógeno a las actuales locomotoras de diésel.

LA COMPETENCIA A RENFE EN ESPAÑA

También a nivel doméstico se avecinan cambios. Renfe, empresa que ha operado los servicios ferroviarios en España va a tener competencia a partir del año 2021. Y es que, tal y como ha recogido la prensa económica en los últimos días, la francesa SNCF tiene previsto estrenar un servicio low cost de alta velocidad. La francesa presentará en los próximos días a Adif su solicitud de horarios concretos para poner en circulación su oferta de trenes en las líneas AVE. Cabe recordar que estas líneas se abrirán al mercado en diciembre. La otra empresa que prevé utilizar el espacio ferroviario español junto a Renfe y SNCF es Ilsa – operadora en la que participan Trenitalia y Air Nostrum- no empezará a operar, según sus previsiones, hasta enero de 2022.