Pese a la actual situación de incertidumbre, el sector de servicios TIC (tecnologías de la información y la comunicación) se mantiene como uno de los menos afectados por la crisis del coronavirus en cuanto a creación de empleo. Aunque el ritmo de contratación se ha moderado, las empresas se mantienen en el lado positivo de la balanza y, por el momento, no destruyen puestos de trabajo.

Así lo refleja la nueva entrega del informe TIC Monitor elaborado por VASS, empresa de soluciones digitales, y el Centro de Predicción Económica CEPREDE. El análisis, publicado en septiembre, recoge una primera foto del impacto del coronavirus durante el primer semestre año y que deja clara la menor afectación económica del sector TIC en comparación con el de servicios.

“Este contraste se debe tanto a su importancia estratégica, puesto que la transformación digital está en la hoja de ruta de la recuperación en todos los ‘sectores cliente’ sin excepción, como a su adaptabilidad operativa, porque hablamos de la actividad que más rápida y eficientemente se ha adaptado al teletrabajo”, asegura Antonio Rueda, director de VASS Research y responsable de TIC Monitor.

Además, se ha detectado una positiva rectificación en la evolución de la actividad TIC, cuya contracción en términos interanuales ha sido del 14,9%, (entre junio de 2019 y junio de 2020) cinco puntos menos que el mes pasado, cuando se registró una brusca caída del 19,9%.

“Se interrumpe una tendencia a la baja que llevaba agudizándose durante tres largos meses. Un pequeño punto de inflexión que habrá de ser refrendado el mes próximo, ¿será el primer peldaño de la remontada?”, se pregunta Rueda, quien insiste en que ambas cifras, no obstante, quedan muy lejos del más del 30% de contracción de actividad que alcanza el sector de los servicios en su conjunto.

Imagen: Freepik/rawpixel