El sector de Bienes Tecnológicos de Consumo (BTC) cerrará el año en España con una caída del 2%. Un balance casi plano que ilustra la recuperación del mercado tras registrar un descenso de hasta el 13% en el acumulado del mes de abril, tras las primeras semanas de confinamiento y cierre de tiendas. Así lo reflejan los datos de la consultora GFK, que se han presentado hoy en el Foro AECOC de BTC.

Los datos de España siguen en la línea de los esperados a nivel mundial, donde el sector registrará un crecimiento plano. “Hay que recordar que veníamos de diversos años de desaceleración, por lo que muchos ya hubiéramos firmado estos registros el año pasado”, ha valorado el director del área de retail de GFK, Fernando Gómez.

Parte de la recuperación registrada por el sector BTC en los últimos meses se explica por el incremento de venta de los productos informáticos, que han pasado de tener un peso del 20,9% sobre las ventas del sector en 2019 en España a un 29,1% actualmente. En el otro lado de la balanza, los artículos de telecomunicación, como los móviles, pierden relevancia con una caída del 27,5% al 26,6% en su peso y un descenso del 2% en sus ventas.

En el detalle por artículos, los productos informáticos, estrella de este año, han sido las webcams, con un aumento de venta del 94%, los monitores (41%) y equipos de comunicación (41%). Fuera de la informática, destaca el incremento de ventas de los tratamientos de aire (58%), cortapelos (45%) y máquinas de coser (40%).

Impulso del canal online

Los datos de GFK también muestran el crecimiento del canal online en España para el sector de BTC, que en 2019 suponía un 21% del total de ventas del sector y hoy ya tiene un peso del 34%. Estas cifras equiparan el comercio digital de los productos electrónicos de España al del resto de Europa occidental, donde tiene un peso del 38%.

El presidente del Comité AECOC de BTC y director comercial de Philips, Óscar Parra, ha coincidido en señalar que “el sector se ha recuperado bien en casi todas sus líneas de negocio” y ha remarcado la capacidad de adaptación de la distribución a un contexto inesperado. “La pandemia ha cambiado los hábitos, preferencias y expectativas de los consumidores, y todos los operadores han respondido con rapidez”.

Parra ha remarcado que el consumidor actual pasa más tiempo en el hogar, lo que está cambiando al sector. “Lo que triunfa ahora es todo lo relacionado con el bienestar; debemos innovar en los servicios de recogida de los productos y aportar experiencias únicas”.

Fuente: AECOC