El sector de bebidas refrescantes crece un 5% impulsado por la hostelería, especialmente durante el segundo semestre de 2021, y los productos sin calorías. Así lo recoge el balance de la evolución del sector que ha realizado la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA), con unas previsiones optimistas para el cierre del año.

Con el lema ‘Time to Refresh’, la Asamblea anual de ANFABRA ha recuperado su carácter plenamente presencial, y ha reunido a directivos de las empresas de refrescos y otras relacionadas con el sector, organizaciones de la cadena alimentaria y representantes de la administración.

“Estamos saliendo de la crisis provocada por la pandemia, donde el impacto en la hostelería nos ha afectado especialmente, pero somos un sector resiliente, comprometido y con una amplia variedad de productos que están presentes en los momentos de celebrar y socializar, ha destacado Sara de Pablos, presidente de ANFABRA y consejera delegada de Suntory Beverage & Food Iberia.

Siguiendo la tendencia de años anteriores, las bebidas refrescantes bajas o sin calorías siguen ganando cuota de mercado. Este incremento se produce en todos los sabores, y especialmente en los refrescos de cola sin azúcar y sin calorías, que crecen casi un 27% respecto a 2020. Las bebidas refrescantes de limón, con un incremento del 18%, junto con las energéticas (+22%), las bebidas para deportistas (+9%), las de naranja (+8,7%) y las de té (+5,6%), son otras de las categorías que más han crecido.

Cabe destacar que entre 2010 y 2020, se ha reducido en un 38% el azúcar puesto en el mercado español procedente de estas bebidas, situando a España entre los países que lideran la reducción de azúcar y superando ya el compromiso de alcanzar una reducción del 33% para la Unión Europea en 2025.

Fuente: ANFABRA