El 89% de las empresas españolas solo opera en el mercado doméstico y el 19% reducen su área de negocio a las oportunidades que les brinda su municipio. Son datos reflejados en un estudio de la consultora Iberinform, filial de Crédito y Caución. Según este documento, elaborado después de realizar cerca de 250.000 entrevistas a los equipos gestores de empresas españolas, solo el 11% de ellas afronta los desafíos de la reactivación ofreciendo sus servicios y productos en el mercado global. El porcentaje, aunque escaso, representa un leve avance respecto a los datos de 2019, año en que la cifra se situó en el 8%, tres puntos por debajo del actual. Actualmente, la comunidad autónoma con mayor número de empresas exportadoras es la Rioja (21%), seguida por Navarra (19%) y Comunidad Valenciana y Aragón (17%). Las tasas más bajas corresponden a Baleares (6%) y Canarias (2%). Cataluña y País Vasco, con el 13%; Murcia, con el 12%; Cantabria, con el 11%; y Madrid o Extremadura, con el 10%, se sitúan en posiciones intermedias.

La internacionalización de las empresas es vital para el crecimiento de cualquier economía. Unas cifras positivas en las exportaciones, que superen a las de las importaciones, se convierten en esenciales para que la balanza comercial refleje el buen estado de salud económica de un país. Por este motivo, los resultados del estudio de Iberinform son una alerta para el mundo empresarial, que deben iniciar e impulsar cambios en sus estrategias de negocio para ser plenamente competitivos en un mercado cada vez más global.

El crecimiento del número de empresas internacionalizadas indica que cada vez son más las que ya han iniciado e incluso realizado este cambio imprescindible en su estrategia de ventas, orientándolas a mercados exteriores. Pero aún y así, el número de las que han reaccionado todavía resulta insuficiente para impulsar la economía del país. Las comunidades más cercanas a la frontera francesa o al Mediterráneo presentan un tejido empresarial más abierto y porcentajes más elevados de empresas internacionalizadas. El estudio muestra también que son las empresas industriales las más identificadas con el mercado global, con un 20% de empresas internacionalizadas, seguidas de las del sector logístico, con un 17%. Los sectores menos abiertos a considerar el mercado internacional y trabajar más en su entorno son los servicios, con un 9%, y la construcción, con un 2%.