Prácticamente sin existencias. Así cerró 2020 el queso manchego, según ha informado Antonio Martínez Blasco, presidente de la Fundación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso Manchego. Un año en el que se produjeron más de 16,8 millones de kilos de queso manchego, un 1% más que en 2019 y se vio también incrementado el precio de la leche de oveja manchega, con la que se elabora el producto, en un 5% por ciento respecto a 2019, situándose ya en 1,1 euros por litro.

Hasta el mes de marzo, con la llegada de la pandemia, la producción iba por encima en relación con el año 2019, explica Martínez Blasco que añade: “Gracias al buen trabajo de las queserías, del Consejo Regulador y a la fuerte demanda que hay de queso manchego a nivel internacional las exportaciones han seguido tirando de este producto a pesar de los aranceles, del miedo al Brexit y al coronavirus. Podemos estar orgullosos de haber cerrado el año 2020 con las cámaras prácticamente vacías y sin existencias, y eso es lo que realmente marca si el año ha sido bueno o no”.

Y las previsiones no son menos positivas y así el presidente de la Fundación señala que para 2021 esperan llegar a los 90 millones de litros de leche producida y a los 18 millones de kilos. Estados Unidos es uno de los grandes mercados para el queso manchego con un consumo del 30% de la producción total. Un mercado en el que, como explica Martínez Blasco, “a pesar de las subidas arancelarias, las exportaciones han seguido al mismo ritmo y el consumidor americano ha continuado comprando queso manchego. Al final todo esto nos lleva a recapacitar de que tenemos uno de los mejores quesos del mundo, embajador de la región, y que a donde va triunfa”.

Fuente: La Tribuna de Toledo