El mítico Hard Rock Café, sus paredes llenas de iconos de autógrafos, guitarras y otros recuerdos de iconos del rock y, cómo no, sus hamburguesas seguirán presentes en Madrid.

Un alivio para todos aquellos que asistieron con pena, hace unos meses, a la noticia de que la firma cerraba su local en la plaza de Colón, tras 25 años.

¿La razón? Un contrato de alquiler que finalizaba y que la empresa decidía no renovar.

Aunque muchos creyeron que el cierre podía ser definitivo, por fortuna el “adiós” del Hard Rock Café solo es un “hasta pronto” y un cambio de domicilio, concretamente a la madrileña y también icónica Puerta del Sol.

El Hard Rock Café fue inaugurado en Madrid en 1994, por el cantante y guitarrista Chuck Berry en compañía de Navajita Plateá y Los Ronaldos.

Desde entonces, han sido muchos los artistas internacionales que han pasado por allí como los Red Hot Chili Peppers, los legendarios KISS o nacionales como Loquillo, Carlos Tarque, Sôber, Estopa, o El Canto del Loco, entre muchos otros.

Presente en todo el mundo, el Hard Rock de Madrid está considerado uno de los doce más importantes de la firma.

Y es que piezas como los zapatos icónicos del Moonwalk de Michael Jackson, la guitarra de Bono de U2 o los trajes de Madonna han hecho que sean muchos los que han cruzado sus puertas.

Actualmente, la marca tiene otros nueve restaurantes en España, entre los que se incluyen los ubicados en Barcelona, Gran Canaria, Ibiza, Málaga, Mallorca, Marbella, Sevilla, Tenerife y Valencia.