El Condado es una comarca ubicada en la franja oriental de la provincia de Huelva que quizá la mayoría conozcan por El Rocío pero que en los últimos tiempos quiere ganar también protagonismo por su sostenibilidad ambiental. Y es que se trata de una zona que en los últimos tiempos está creciendo a pasos agigantados en lo que se refiere a instalaciones fotovoltaicas. En total, en la actualidad hay cinco plantas en proyecto que, si no hay imprevistos, estarán finalizados a lo largo del próximo años 2021.

Almonte es la localidad que tiene más impacto en este sentido con cuatro instalaciones de este tipo planificadas. Según informó recientemente el periódico Huelva Información, sólo los tres proyectos que lidera la sociedad hispano-panameña Rolwind, con denominaciones de El Rocío 1, 2 y 3, aportarán 50MW cada uno, a los que habría que añadir la potencia de 25,3MW que pondrá en marcha el grupo británico Hive Energy a través de su planta Rocío Hive.

La misma empresa Hive Energy construirá la quinta planta, ubicada en La Palma del Condado y que tendrá una potencia de 24,7 megavatios.

En los últimos días, la Consejería de Hacienda, Industria y Energía de la Junta de Andalucía ha avanzado en la tramitación de los proyectos previa a su construcción en los dos términos municipales condales. El pasado día 18 de este mes pasó a exponerse a información pública, y durante 20 días, la declaración de utilidad pública, con la relación de bienes y derechos afectados por las líneas de evacuación, de las plantas solares fotovoltaicas Rocío Hive y Palma Hive.

Los trámites avanzan rápido en los despachos del Gobierno andaluz y todo hace indicar que se van cumpliendo los plazos previstos por los promotores.

La comarca de El Condado, más allá de estos nuevos proyectos, pasa por ser una de las más comprometidas con este tipo de programas. Y es que ya existen un gran número de instalaciones para la generación de energía solar pero en un ámbito reducido, para autoconsumo doméstico y empresarial o para producción en huertos solares que no sobrepasan, salvo alguna excepción, los 100kv (0,1MW) y que en cualquier caso no alcanzan el megavatio de potencia.

Los proyectos programados, eso sí, amplían ese impacto y convierten a esta región en una de las más prolíficas de todo el país.