Instalaciones de la fábrica.

RedPapel es una empresa cántabra dedicada a la distribución de papel desde hace 40 años, lo cual le garantiza una amplia experiencia en el sector y la confianza de sus clientes. Pero, a pesar de ello, no ha esquivado el golpe por el coronavirus. Aun así, ha decidido mirar al frente y pensar en el futuro para que la reactivación del negocio sea lo más rápida posible.

La primera decisión valiente de la compañía, según explican, fue la de no realizar ningún tipo de ERTE. Mantener la plantilla era un esfuerzo que, en cambio, le iba a permitir cumplir con la segunda decisión: diversificar el negocio.

Esta diversificación, según apuntan desde la empresa, ha consistido en la realización de dos nuevos productos: papel sobao y materiales desechables de papel (mascarillas, por ejemplo). En el primer caso, se ha beneficiado de que la industria alimentaria no ha parado durante la pandemia, asegurando a esta compañía un buen nivel de producción. En el segundo caso, por razones obvias, la producción ha sido notable.

En cualquier caso, el ejemplo de RedPapel refrenda que las empresas tienen que mirar hacia adelante y ser valientes.

En Redpapel están especializados en la fabricación de todo tipo de papel y, además, se dedican a la venta de papel al por mayor en Cantabria y a nivel nacional. En estos momentos, explican, «nos ocupamos de la venta de papel al por mayor a distribuidores de papel e imprentas proporcionando un servicio eficaz en el menor tiempo posible».

La empresa es distribuidora oficial de Navigator, marca líder en papel de oficina premium, que ofrece una mayor calidad en la impresión al ser más blanco, más suave y más grueso que un papel convencional.