Hablar de La Rioja es hacerlo de buen vino. Pero lo que poca gente conoce es que esta región también acoge a una de las empresas tecnológicas punteras en el desarrollo de aplicaciones de digitalización de empresas y de digitalización de la administración pública para smart cities. La empresa JIG, además, ha unido ambos conceptos: vino y digitalización.

Justo antes de que se decretara el estado de alarma, JIG anunció la creación de una app que va a ser muy útil cuando todo vuelva a la normalidad.  Se trata de la primera plataforma integrada e interoperable de datos orientada y especializada, gracias a un proyecto tecnológico e innovador desarrollado por esta empresa, impulsado por la FER y AERTIC, con la participación de cinco importantes firmas bodegueras. Esta plataforma facilitará la toma de decisiones en los procesos productivos de las empresas, según explica la compañía en un comunicado.

Desde la empresa, según explican, están resolviendo la problemática de conseguir agrupar en esta plataforma de gestión todos los datos que se generan en el proceso productivo del vino (desde el campo hasta el embotellado final), “lo que proporciona diversas características que suponen una ventaja técnica y competitiva en comparación a las distintas soluciones generalistas que puedan existir en el mercado”.

La plataforma permite agregar fácil y rápidamente nuevos dispositivos, facilitando así la incorporación de nuevos procesos en el futuro sin la necesidad de un trabajo exhaustivo de integración. Permite, asimismo, una fácil integración de la plataforma con sistemas existentes ya sean del cliente o de terceros.

Las bodegas que forman parte de este proyecto son Bodegas Franco-Españolas (integración y control del número de botellas que pasan por la línea de producción, control de errores de las máquinas de la línea y la planificación de las órdenes de fabricación), Bodegas Olarra (control exhaustivo y en tiempo real del nivel de O2 en los distintos procesos de producción), Bodegas Ontañón (integración y control de los datos en los procesos de calidad en la bodega. El objetivo es conseguir centralizar los datos en un único sistema, analítica de datos avanzada, generación de gráficos y estadísticas de valor), Intranox (recogida, procesamiento y análisis de las temperaturas y los eventuales ahorros energéticos producidos en la fase de elaboración en depósito) y Viñedos de Aldeanueva (integración, automatización y recogida de los datos de maduración de la uva. Bajo técnicas de análisis del dato y estudios predictivos servirán de ayuda para la toma de decisiones relativas a la vendimia).