La empresa beTribu’s surge de un negocio de tradición familiar de pulseras hechas a mano en Alicante y, como tal, está acostumbrada a todo tipo de circunstancias del mercado. Pero es en los momentos complicados cuando un empresari@ demuestra la pasta de la que está hecho. Y bien lo saben en esta empresa, que no ha dudado en aportar valor al trabajo en equipo y dar la importancia que se merece a la reactivación de todos los sectores.

Para beTribu’s es importante destacar que sus piezas están hechas a mano y en España, es la base de su trabajo y, por tanto, la implicación es máxima. Y en opinión de los responsables de la compañía, ha llegado el momento de reinventarse. A todos los niveles.

«Nuestro target ha sido hasta hace poco el cliente de las zonas de turismo. Pero con todo esto que ha pasado necesito ir cambiando, ya que mi modelo de negocio estaba centrado en una producción grande enfocada a una gran rotación de producto económico», indica. En este sentido, asume que «ahora necesito reinventarme y como yo muchos de mi zona que formamos una gran cadena ya que cualquier articulo mío depende de muchas empresas, desde el curtidor que vende la piel, la empresa química que vende el pegamento, las trenzadoras, imprentas, etc».

Desde beTribu’s recalca que «tenemos que potenciar todo esto de alguna manera, que la gente sepa que comprando un artículo español apoyas a muchas empresas y el dinero seguirá circulando en nuestro país».

El equipo de beTribu’s diseña y fabrica cada pieza de forma artesanal. Cuidan cada detalle de principio a fin  con materiales de primera calidad, como  la elección de la piel natural y su tratado final, la creación de piezas y el posterior baño de 15 micras en plata, oro y bronce hasta el montaje final del artículo.