Las compras online han vivido un crecimiento imparable en los últimos años, una tendencia que se ha incrementado en los últimos meses por el cambio de hábitos de consumo motivados por la pandemia. De hecho, según datos del INE, en el último año el 63% de los hogares españoles ha realizado por lo menos una compra por Internet, frente al 58% del 2019.

Con el incremento de la compra online han sido muchas las empresas que han tenido que adaptar su modelo de negocio y digitalizar sus ventas, ofreciendo al cliente la posibilidad de adquirir sus productos tanto en tienda física como a través de su página web.

Pero, ¿sabemos cómo afectan estos nuevos modelos de venta online en materia de sostenibilidad? Aumento de emisiones por la entrega de última milla, exceso de residuos innecesarios o sistemas de almacenaje no reciclables son algunos de los retos a los que se han enfrentado las empresas para cumplir sus objetivos de sostenibilidad.

Así, los ecommerce sostenibles se han convertido en la nueva tendencia de compra online al ofrecer los productos en un embalaje totalmente reciclado y ecológico, como es el caso de las cajas de cartón reutilizables; o la mejora y optimización de la logística de última milla para evitar entregas fallidas con el consiguiente gasto energético que conllevan y el incremento de la huella medioambiental.

Otros pequeños pasos en materia de sostenibilidad logística pasa por la agrupación de pedidos, ya que evita traslados innecesarios, reduciendo así un 60% la emisión de gases contaminantes y ayudando a descongestionar de tráfico a las ciudades.

Fuente: Tuandco