El Puerto de Badalona ha sido el primero de Catalunya en poner en marcha un nuevo sistema de recogida de residuos en aguas marinas, sumándose a la iniciativa del Clúster Náutico Catalán (CNC), que ha impulsado este verano la acción ‘Limpiemos los puertos’. La iniciativa tiene como objetivo limpiar la lámina de agua de todos lo puertos catalanes en un período de cuatro años, a razón de cuatro instalaciones portuarias de cada una de las provincias por año.

La recogida de residuos se lleva a cabo con un dron acuático fabricado por la empresa catalana Ona Safe and Clean, finalista en una de las ediciones de los Premios Innovación del sector náutico, impulsados por el CNC. Se trata de una pequeña embarcación tipo buque catamarán, equipado con motor eléctrico con baterías y un mando a distancia con cámara integrada. El dron acuático es capaz de filtrar una superficie de 5.000 m2 de lámina de agua o un volumen de 780 m3 por hora de trabajo, a dos nudos de velocidad.

“Tanto los aficionados a la práctica de actividades náuticas como los profesionales del sector tenemos pasión por el mar y queremos cuidarlo. Por este motivo, desde el CNC, con el apoyo de las empresas y entidades colaboradoras, hemos iniciado esta acción a cuatro años vista para contribuir a la preservación del medio marino, explica Miquel Guarner, secretario general del CNC.

El CNC, creado en 1969 como Asociación de Industrias, Comercio y Servicios Náuticos (ADIN), trabaja para la promoción de la actividad náutica en Catalunya. Está formada por más de un centenar de empresas y organizaciones.

Fuente: Clúster Náutico Catalán