Revolucionar la experiencia de obtención del carnet de conducir a través de una tecnología disruptiva que digitaliza el modelo de autoescuela convencional y facilita las gestiones para obtener el carnet de conducir. Ese es el objetivo de Dribo, una app que convierte la autoescuela convencional en digital y ayuda al usuario a sacarse el carnet de conducir sin la necesidad de acudir a la autoescuela.

“En Dribo creemos que la movilidad es un derecho fundamental y que cada persona debe poder elegir con total libertad cómo moverse. Para ello facilitamos el acceso a la educación como puerta de entrada a la movilidad. Buscamos ser la mejor plataforma de servicios para conductores y usuarios de vehículos, apostando por la movilidad sostenible, eficiente y segura para todos“, asegura Enric Romero, CEO de Dribo.

Por un lado Dribo ofrece a los futuros conductores una nueva forma de sacarse el carnet mediante una app que agiliza todo el proceso, ahorrando tiempo y dinero a los alumnos. La app de Dribo incluye todo lo necesario para obtener el permiso de conducir: formación personalizada que aumenta el porcentaje de aprobados, trámites con la DGT, reserva de clases prácticas y un soporte constante al alumno. Todo ello combinado con la máxima flexibilidad al ofrecer la autoescuela en el móvil.

Por otro lado, Dribo facilita a las autoescuelas convencionales una solución única que les permite ganar competitividad en un mundo digital. La plataforma tecnológica que ofrece Dribo ayuda a este tipo de negocios a reducir costes derivados de gestiones rutinarias, anticipar ventas y captar de manera más efectiva con menos esfuerzo. Como resultado se obtiene una transformación del modelo tradicional a uno digital, donde la experiencia del usuario y la optimización de procesos se convierten en los factores diferenciales de éxito.

Fuente: Dribo