Huaris CC es una empresa referente dedicada al call center. Pero como ha sucedido en muchas empresas, la diversificación de estrategias empresariales ha sido casi obligada con la llegada del coronavirus. «Creímos que no era el momento de quedarnos parados. Al igual que hicimos al principio de la pandemia siendo una de las empresas pioneras en nuestro sector en lanzar el teletrabajo, ahora hemos decidido buscar nuevas líneas de negocio que nos permitan cubrir aquellas deficiencias que se han ido detectando durante el estado de alarma», resumen desde la compañía, ubicada en San Román de Bembibre (León).

Una de las carencias más acuciantes durante ese tiempo ha sido el del material sanitario con el que los profesionales deben protegerse ante el coronavirus. Pensando en ello «hemos arrancado un proyecto apoyado en proveedores nacionales que pretende alcanzar dos metas: nutrir al mercado de esos materiales tan necesarios, y convertirse en un nuevo punto de generación de empleo en la comarca, algo muy necesario para afrontar las pérdidas de empleos generados por la situación económica actual».

El 13 de julio esta compañía inició la obra de una nave de 600 metros cuadrados, edificada en un solar de 1.700 metros cuadrados anexo al edificio que acoge el Call Center. La construcción, que alojará una fábrica de batas para sanitarios, cuenta con una inversión de 700.000 € y dará lugar, en su inicio, a la creación de 35 puestos de trabajo, esperando alcanzar los 80 trabajadores en 4 meses. «El proyecto impulsará la economía de la comarca muy necesitada de creación de empleo desde la desaparición de la práctica totalidad de la industria minera», explican.

Las previsiones cifran la producción en 50.000 batas mensuales y se contará con un stock de seguridad de tela para la fabricación de un millón de batas, más 200.000 fabricadas. El nuevo sistema logístico permitirá a los clientes tener las batas en caso de urgencia en menos de 15 horas en cualquier punto de España.

Por último, siguiendo la línea de optimizar los recursos de una manera sostenible, la nueva factoría contará, como ya ocurre con el Contact Center anexo, con una planta solar de 100kw que le permitirá ser energéticamente autosuficiente.