El Hotel Condedu es un humilde hotel de dos estrellas ubicados, eso sí, en pleno centro de Badajoz. Pero si por algo ha destacado en los últimos tiempos este hotel no es ni por su número de estrellas, ni por su ubicación, sino por su capacidad para intentar sacar provecho de todo lo acontecido en este 2020.

A pesar de haber tenido que cerrar sus puertas en abril, como todos los establecimientos, aprovechó esta parada para realizar reformas en el interior del hotel: mejorar su aspecto y planificar cómo iba a ser el regreso fue su objetivo. Y lo consiguió con creces.

Ahora es cuando, en plena reactivación, se están empezando a ver los resultados. Pero además, pese a haber hecho ya las reformas y de haber recuperado a la plantilla, el hotel ha seguido apostando fuerte para posicionarse y intentar ganarse el cariño de los potenciales clientes que acudan a la ciudad extremeña.

Para ello ha realizado una importante labor colaborativa a nivel turístico. Esta empresa ha creído necesario no solo promocionarse a sí misma sino promocionar los encantos que pueden llevar a un turista a visitar la ciudad de Badajoz. Se consigue así un doble objetivo: atraer turistas y que otros establecimientos del sector servicios se beneficien también. Otra prueba más de la humildad de esta empresa que tiene una visión que va más allá de mirarse el ombligo para intentar que impere el bien común.

La reactivación de este pequeño hotel es, pues, todo un ejemplo de superación pero también de colaboración con el sector. Algo muy necesario en estos tiempos y de lo que tal vez tengan que tomar nota muchos empresarios.