¿Puede fomentar la empleabilidad un ayuntamiento? La respuesta, aunque obvia, es necesaria: sí, siempre y cuando disponga de dinero. Porque para fomentar la empleabilidad desde la administración pública (bien sea la local, la autonómica o la estatal) es necesario planificar obra pública; porque para ejecutar esa obra pública hacen falta empresas; y porque un mayor volumen de trabajo para las empresas genera necesidad de empleados.

Esa es la ecuación que ha planteado, por ejemplo, el ayuntamiento de Nerja (Málaga) que, más allá de ser recordada por el el plató natural donde se rodó la mítica serie Verano Azul, podría ser recordada ahora por programar un ambicioso plan inversor en obra pública de 11 millones de euros.

Recientemente, tal y como informó el periódico Sur, el pleno municipal aprobó un Plan Municipal Extraordinario de Infraestructuras y Equipamientos para el Fomento del Empleo Local cifrado en más 11 millones de euros en el que se contemplan 45 actuaciones en todo el término municipal.

No obstante este plan aún no tiene resuelta la ecuación planteada, ya que, según el alcalde, José Alberto Armijo, se están buscando las fórmulas de financiación. «Para ello seguimos insistiendo al Gobierno de España a que nos autorice a utilizar el remanente».  El plan, continuó, «posibilitará inversiones importantes que mejorarán las infraestructuras y los equipamientos de Nerja, al tiempo que dinamizará la actividad económica y el empleo local».

El plan de infraestructuras contempla entre otras actuaciones la urbanización de la parcela del centro de salud, la remodelación de la avenida de Pescia, el arreglo del depósito de Punta Lara y la reurbanización de diferentes vías públicas (Diputación,. Plaza de España, Cruz, Córdoba, Zuloaga, San Juan y san Joaquín de Maro…), renovación del pavimento del Balcón de Europa, reordenación del parque urbano de la Ciudad Deportiva, mejoras en el cementerio, plan de asfaltado, eliminación de cableados y calles.

Por cierto, este ayuntamiento, también ha mostrado cierto compromiso con los empresarios locales. En el mismo pleno en el que se aprobó el plan municipal de infraestructuras, salió adelante también una modificación de la ordenanza fiscal reguladora del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), que incluye bonificaciones para los empresari@s.