Entre las medidas para la reactivación del sector turística, una de las recomendaciones es la implantación de soluciones que permitan realizar la entrada y salida de los alojamientos con la mayor celeridad y sencillez posible. De esta manera se evitarán tiempos de espera innecesarios con la consecuente acumulación de personas en espacios cerrados, como puede ser la recepción de un hotel.

Esta necesidad ha supuesto un incremento de la demanda de este tipo de soluciones. En el caso de la startaup tecnológica sevillana Chekin ha significado un aumento del 20% de las ventas. Su software de check-in turístico, lanzado en 2018, traslada el servicio que ofrece la recepción tradicional de un hotel al móvil del huésped. Habilita al viajero a agilizar los trámites de identificación, registro legal o acceso, independientemente del modelo o país de alojamiento . Al mismo tiempo se evitan colas, se reduce al máximo el contacto humano y se elimina el uso papel. Todo ello sin necesidad de realizar ningún tipo de desarrollo o instalación especial.

Según Antonio Bustamante, CEO de CheKin: “Los procesos de recepción y registro de huéspedes tradicionales, de por sí lentos, van a verse afectados por la aplicación de las medidas de seguridad y la normativa de cara a la prevención del coronavirus. Por eso, durante el 2020 los alojamientos que quieran prosperar van a tener que realizar una alta digitalización de sus procesos. Así podrán adecuarse a la nueva situación y ofrecer a los viajeros una mejor experiencia cliente, más segura y sin la necesidad de que haya interacción entre personas para realizar el registro al alojamiento”.

Su software permite digitalizar cualquiera de los tres tipos de registro y salida de viajeros que existen. Por un lado el presencial, con el que los alojamientos pueden realizar este proceso en menos de un minuto (incluyendo el escaneo y archivo de los documentos de los viajeros, la generación de contratos o la comunicación de los datos según la legislación vigente). Por otro, el check-in online, mediante el que el huésped recibe en su móvil un email para realizar el proceso tres días antes de su llegada. Y por último, el self-check-in, con el que el huésped introduce sus datos, verifica su identidad a través de un selfie y recibe en su móvil el acceso digital a su alojamiento.

La solución de CheKin ya cuenta con más de 10.000 alojamientos activos. Ya la utilizan hoteles, hostales, campings y gestores de viviendas turísticas, cadenas internacionales como OYO, Guesty, Sonder o Vacasa. Y más de dos millones de huéspedes registrados en 15 países como España, Italia, Portugal, Colombia o Dubái.