La empresa catalana Ceras Roura, especializada en la fabricación y venta de velas, sigue creciendo con la adquisición de una nueva nave de 3.500 m2 ubicada junto a sus instalaciones actuales de Figueres (Girona) que se ampliarán hasta los 15.500 m2.

Además, también ha comprado nueva maquinaria de llenado de recipientes, una encajadora automática y un robot paletizador, que les permitirá ampliar su capacidad de producción un 52% y la fabricación de hasta las 300.000 velas diarias. Asimismo, también incluirán paneles solares en sus instalaciones.

“Durante los últimos 10 años hemos ido registrando crecimientos anuales del 4% aproximadamente. El año pasado, como consecuencia de la Covid-19, el crecimiento ha aumentado un 35%. Esto nos ha obligado a trabajar 24 horas, y en fines de semana”, ha asegurado Miquel Roura, gerente de Ceras Roura en declaraciones recogidas por el Diari de Girona.

Ceras Roura es una empresa familiar activa desde 1914 y que está acostumbrada a superar retos gracias a su capacidad de adaptación y resiliencia, como hace unos años, el 18 de diciembre de 1998, cuando tuvieron que empezar prácticamente desde cero el negocio al incendiarse su fábrica y almacenes. En 2008 ya estaban plenamente recuperados, triplicaban la producción y se convirtieron en la empresa líder de fabricación de velas en España.

Ahora, su expansión internacional para cubrir nuevos mercados, les ha obligado a aumentar su capacidad de producción y adquirir estas nuevas infraestructuras y maquinarias, que han supuesto una inversión total de entorno a 2 millones de euros.

Fuentes: Ceras Roura y Diari de Girona