El sector turístico ha sido uno de los más afectados por la crisis causada por la pandemia. Es por ello que CEOE ha lanzado ‘Tourism Fast Track, un decálogo de medidas que suponen un plan de choque para garantizar la continuidad y el futuro del turismo, con el propósito de consolidar la reactivación de este sector fundamental para la estructura económica y el PIB de España.

Las 10 medidas que propone el plan se articulan en torno al apoyo a las empresas, el impulso al sector y la transición hacia la nueva situación generada posterior al COVID-19 y se reparten en 3 grandes bloques o prioridades básicas.

Así, buscan en primer lugar acabar con la pandemia mediante el incremento de los ritmos de vacunación, y el seguimiento y la respuesta ante eventuales nuevas cepas. En segundo lugar, salvaguardar el empleo, prorrogando los ERTE hasta el 31 de enero de 2022. Por último, apuestan por salvaguardar la renta de las familias, recuperando la actividad con seguridad y garantías de sostenibilidad, además de decisiones con seguridad jurídica para dar estabilidad a empresas y trabajadores.

La situación actual del sector está marcada por una gran pérdida de competitividad, la lentitud en la asignación de los fondos para reflotar el turismo, una elevada incertidumbre, la falta de claridad en la necesidad de inversiones para aprovechar los fondos europeos de cara a la transformación del sector y la falta de coherencia y cohesión territorial en la planificación de la desescalada a nivel nacional”, aseguran desde la CEOE.

Fuente: CEOE