La multinacional Cemex ha iniciado recientemente un proceso de ampliación de su flota de camiones en España con la incorporación de hormigoneras de dos ejes para facilitar el acceso a los cascos antiguos de las ciudades y zonas de calles estrechas y difícil acceso. Los primeros vehículos de estas características se han sumado a la flota de Palma de Mallorca, aunque la compañía espera incrementar próximamente también este servicio en otros puntos del país.

Con esta iniciativa, la empresa cementera pretende superar los obstáculos que el diseño de los centros urbanos históricos, con sus calles estrechas e intrincadas, suponen a las hormigoneras de gran tamaño y que en numerosas ocasiones se ven con dificultades para suministrar el hormigón. “Los edificios que requieren actuaciones urgentes de rehabilitación se sitúan, en gran medida, en los centros urbanos. Con la incorporación de estos vehículos más pequeños a la flota queremos apoyar y facilitar el desarrollo de los planes de rehabilitación que las diferentes administraciones están diseñando en la actualidad con la apuesta constante de Cemex por las ciudades sostenibles y eficientes”, ha asegurado Albert Gómez, responsable del área de hormigón Cemex en España.

En este sentido, no hay que olvidar que en la actualidad, el parque de edificios de España está constituido por unos 10 millones de edificaciones, de los que casi 9 millones y medio son residenciales. Cerca de un 60% de estas viviendas fueron construidas antes de 1980, cuando aún no existían normas acerca de la regulación energética de los edificios, y requieren de una rehabilitación. Además, el sector de la construcción estima que de aquí al 2030 se rehabilitarán en España cerca de 1,2 millones de viviendas.

Por otro lado, la incorporación de estos vehículos de menor tamaño supone tanto un ahorro en el consumo de combustible, como una reducción de las emisiones de CO2 y la contaminación del centro de las ciudades.

Fuente: Cemex