VOLVER A HISTORIAS DE LA REACTIVACIÓN

José Manuel Cassinello Sola

Director General de Jalsosa

“En los momentos de crisis hay que ser resilientes”

Jalsosa está especializada en fabricar y distribuir productos de higiene personal. Fue fundada en Granada en 1980 por un enfermero de profesión, que quería mejorar y renovar los métodos de higiene de las personas con un producto innovador: la esponja jabonosa de un solo uso. Durante la pandemia triunfaron en los hospitales. Hoy, la empresa está presente en más de 20 países de todo el mundo.

¿Teníais un plan de contingencia para este tipo de situaciones?

La verdad es que no teníamos plan de contingencia para una situación tan extraordinaria. Al margen de lo que íbamos conociendo por los medios, el primer efecto con el que tuvimos que lidiar fue una fuerte demanda de nuestros clientes que querían abastecerse todo lo posible de un producto esencial (garantía de higiene de pacientes y residentes). Era imposible atender la demanda sin un compromiso de la plantilla de trabajar de forma excepcional para ello.

¿Cómo se adaptó la empresa durante la pandemia?

Tras una reunión con toda la plantilla, los trabajadores asumieron el compromiso de trabajar de forma ininterrumpida (7 días/24 horas) para poder atender a los hospitales y residencias de mayores. A partir de ahí, fuimos adaptando todos los procesos para garantizar el suministro de nuestro producto. Fue especialmente complejo garantizar el suministro de materias primas en una situación de cierre de muchos proveedores, máxime en un momento en el que nuestra producción estaba al 100%.

¿Cambiasteis vuestro modelo de toma de decisiones? Si es sí, ¿cómo?

No hubo un cambio en el modelo de toma de decisiones, aunque sí un cambio en la forma de adoptarlas por cuanto que se adoptaron medidas para garantizar la seguridad sanitaria de la plantilla: teletrabajo donde era posible, equipos fijos de trabajo para evitar contagios cruzados…

¿Adoptasteis el trabajo en remoto? ¿Implantasteis nuevas tecnologías a vuestro trabajo diario?

Sí, en todos aquellos casos en que fue posible (personal de administración y comercial principalmente). Se tomaron las medidas informáticas oportunas para permitir el teletrabajo.

¿Cuál es el mayor aprendizaje (para la compañía) que destacas de este periodo?

El compromiso de la plantilla de trabajar 7/24 durante más de treinta días y la necesidad de poder mantener durante ese tiempo la producción plenamente operativa nos hizo investigar nuevas formas de trabajo y ser conscientes de que, con ese compromiso, se podía cumplir con la demanda de nuestros clientes, en un momento especialmente delicado.

¿Cuál es el momento clave que recuerdas especialmente?

Los más de 30 días que se estuvo trabajando de forma ininterrumpida desde el día 14 de marzo de 2020.

¿Cuándo os distéis cuenta de que teníais que cambiar e implementar nuevas acciones?

Al inicio de la pandemia, por el importante incremento de la demanda de nuestros clientes.

¿Cuál es el mayor reto que ha superado tu empresa durante la pandemia? ¿Por qué es éste el mayor reto?

Haber podido cumplir con el incremento de la demanda de nuestros clientes, produciendo al 100% de capacidad y garantizando la salud de nuestros trabajadores.

¿Qué iniciativas van a quedarse en la empresa tras la reactivación? ¿Ha cambiado la cultura de la compañía (valores, manera de hacer las cosas, normas, comportamientos…)?

A raíz de la situación pasada se han explorado nuevas formas de trabajo y se han establecido sistemas para poder garantizar el funcionamiento en situaciones similares: ampliar número de proveedores, deslocalizar alguna cadena de suministro…

¿Qué aconsejarías a las empresas para situaciones de crisis?

Resiliencia. Estamos en una situación en la que hay que aguantar hasta que se vuelva a recuperar la confianza (en los términos más amplios posibles) y que la economía vuelva a funcionar en situación de normalidad.