VOLVER A HISTORIAS DE LA REACTIVACIÓN

José Mª Collantes

Director General de CIDACOS

“Las empresas deben tener planes de contingencia robustos, y flexibilidad y agilidad tanto en la toma de decisiones como en su ejecución”

El Grupo Cidacos es un referente internacional de la conserva vegetal. Actualmente, la empresa se encuentra en su tercera generación. Durante el Estado de Alarma, y por el tipo de producto que fabrican, la demanda incrementó. La dirección hizo frente a la nueva situación protegiendo a sus empleados, intensificó la rapidez en su toma de decisiones y los puestos que podían hacerlo continuaron trabajando en remoto.

¿Teníais un plan de contingencia para este tipo de situaciones?

Ante situaciones de crisis, tenemos establecidos planes de contingencia. En este caso, por lo novedoso de la situación y la incertidumbre de los primeros momentos, reaccionamos adaptando muchas de las medidas previstas a un escenario cambiante.

¿Cómo se adaptó la empresa durante la pandemia?

Desde unos días antes de decretarse el estado de alarma ya tomamos una serie de medidas dirigidas a la protección de nuestros empleados (EPIs, información, suspensión de reuniones presenciales y desplazamientos…) y al aseguramiento de la producción y del nivel de servicio a nuestros clientes (reforzando y ampliando turnos de trabajo en las áreas de producción, almacén y expediciones).

¿Cambiasteis vuestro modelo de toma de decisiones? Si es sí, ¿cómo?

La estructura de nuestra empresa nos permite tomar decisiones de manera muy ágil en cualquier momento. Durante este periodo, esta cultura empresarial fue más útil si cabe, intensificando la toma de decisiones rápidas, preferiblemente por teléfono o telemáticamente.

¿Adoptasteis el trabajo en remoto? ¿Implantasteis nuevas tecnologías a vuestro trabajo diario?

Sí, en todos los puestos que lo permitían se trabajó en remoto durante todo el periodo, proporcionando a nuestro equipo los medios necesarios para que pudieran realizar su trabajo y las reuniones desde su domicilio.

¿Cuál es el mayor aprendizaje (para la compañía) que destacas de este periodo?

La excelente reacción de todo el equipo ante situaciones excepcionales.

¿Cuál es el momento clave que recuerdas especialmente?

Por el tipo de producto que fabricamos, la demanda se incrementó exponencialmente y tuvimos que poner en marcha en muy poco tiempo todas las acciones comentadas.

¿Cuándo os distéis cuenta de que teníais que cambiar e implementar nuevas acciones?

Desde el principio fuimos conscientes de la gravedad de la situación e intentamos anticiparnos a la evolución de la pandemia.

¿Cuál es el mayor reto que ha superado tu empresa durante la pandemia? ¿Por qué es éste el mayor reto?

La protección de los trabajadores y el mantener funcionando nuestras instalaciones productivas eran nuestros principales retos y, en ambos casos, creemos que los hemos superado por la baja incidencia relativa de la pandemia entre nuestro personal y el altísimo nivel de servicio proporcionado a nuestros clientes.

¿Qué iniciativas van a quedarse en la empresa tras la reactivación? ¿Ha cambiado la cultura de la compañía (valores, manera de hacer las cosas, normas, comportamientos…)?

Seguimos manteniendo medidas de protección, reuniones telemáticas, etcétera. La pandemia ha reforzado los valores y la cultura de la empresa.

¿Qué aconsejarías a las empresas para situaciones de crisis?

Contar con planes de contingencia robustos para estas situaciones y flexibilidad y agilidad tanto en la toma de decisiones como en la ejecución de las mismas.