Bive, una plataforma destinada a ofrecer un servicio integral a todos aquellos que se mueven en bici por las ciudades, tiene un doble reto. Por un lado, aspira a convertirse en referente en su sector y, por otro lado, está decidida a dejar de ser una plataforma para convertirse en una empresa independiente. Ahora, Bive está íntimamente a su desarrollador, el gigante español Cabify, pero desde la propia compañía afirman que el objetivo es que su filial para fomentar el uso de las dos ruedas opere como una empresa.

Y todo ello en un momento en el que la apuesta por la sostenibilidad se ha convertido, a su vez, en uno de los principales retos para la reactivación económica de muchas empresas. El creciente uso de la bicicleta para moverse por las ciudades no hace sino confirmar la importancia de este reto y el hecho de que una empresa se haya decidido a crear una aplicación para compartir bici reafirma la tendencia.

“Las ciudades están cambiando. Los coches privados están dando pasos a nuevas formas de movilidad y la bici está ganando espacio en las calles gracias a ser una alternativa accesible, rápida y segura. Bive ayuda a moverse de forma más segura con la bici, mostrando información relevante como aparcamientos y talleres cercanos”, indican desde la compañía.

Bive  es un servicio por suscripción que ofrece ventajas a sus usuarios, en relación a dar información sobre aparcamientos, talleres, asesoramiento de todo tipo, seguros, incluso por un poco más el propio préstamo de una bici.

Esta idea, según explican desde Cabify, nació de “un grupo de apasionados” de la bici que trabajan en la compañía. “Siempre hemos creído que la bicicleta va a ser determinante en la transformación de la movilidad y, de manera especial durante el confinamiento, hemos seguido pensando cómo serían las alternativas de movilidad sostenible en las ciudades del futuro y cómo, con la tecnología y el diseño de Cabify, podríamos acelerar esa transformación. De esas reflexiones, nació Bive”, resumen.