BASF, compañía multinacional líder en la industria química, continúa apostando por la sostenibilidad y la innovación en España. Prueba de ello es la recientemente presentación de su proyecto disruptivo ChemCycling, basado en la transformación química para convertir residuos plásticos difíciles de reciclar mediante pirólisis.

A través de ChemCycling se pueden transformar en materia prima para la fabricación de nuevos plásticos aquellos residuos plásticos difíciles de reciclar mecánicamente y que suelen terminar en incineradoras o vertederos, como son los plásticos mixtos, plásticos con residuos o envases multicapa de alimentos. De esta forma se reduce el consumo de recursos fósiles finitos y apenas se utiliza energía térmica externa en este proceso, ya que el gas de pirolisis genera la energía necesaria para el proceso.

Gracias a este sistema basado en la economía circular, ya han empezado a comercializar en nuestro país productos como el ‘EcoCart e-180’, que se ha convertido en el primer carro de supermercado ecológico, desarrollado por Polycart y totalmente fabricado con plástico post consumo. De hecho, su particular tonalidad gris se debe a que es el color derivado del material reciclado y valorizado, puesto que no se mezcla con otros materiales ni ningún tipo de aditivo industrial como colorantes.

“Los primeros productos para clientes producidos con el sistema han incluido envases de alimentación, componentes de refrigeradores y cajas aislantes, y fueron manufacturados a escala piloto y probados por los clientes para las aplicaciones correspondientes”, ha asegurado el Director Comercial de BASF en España y Portugal, Daniel Campo, que se ha mostrado optimista con respecto a la acogida que productos basados en la economía circular están teniendo en España, tanto por parte de las empresas como por los consumidores finales.

Fuente: BASF