El Puerto de Barcelona y la Autoridad Portuaria de Busan, la mayor metrópoli de la costa de Corea del Sur, impulsan conjuntamente un proyecto para desarrollar un centro logístico en Barcelona. Se trata de la primera iniciativa conjunta en la que trabajan los dos puertos con el objetivo de revitalizar el comercio y proporcionar una plataforma logística estable para las empresas que hagan negocios entre el noreste asiático y el sur de Europa. Para garantizar el éxito de este ambicioso proyecto, ambos puertos crearan una join venture, que será la encargada de gestionar y explotar el centro logístico.

Para llevar a cabo la iniciativa, los dos puertos llevaron a cabo previamente un estudio del mercado logístico de la capital catalana, que incluyó el tránsito marítimo entre los dos recintos portuarios así como el estado de las empresas exportadoras e importadoras. Para dar a conocer el proyecto, ambas infraestructuras organizaron un seminario virtual en el que participaron cerca de 70 empresas coreanas, que tuvo el apoyo del Ministry of Oceans and Fisheries de Corea del Sur y la oficina de ACCIÓ, la agencia para la competitividad de la empresa de la Generalitat de Catalunya, en el país asiático. La presidenta del Puerto de Barcelona, Mercè Conesa, explicó durante su intervención en el seminario que la implementación de este proyecto revitalizará los flujos logísticos entre el noreste asiático y el sur de Europa a través de ambas infraestructuras portuarias, y a la vez también ayudará a la distribución de productos coreanos en Europa y, potencialmente, al norte de África, de manera muy competitiva.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Busan, Ki-chan Nam, afirmó que esta iniciativa es muy significativa para la relaciones comerciales entre los dos países, ya que se trata del primer proyecto cooperativo que impulsan dos infraestructuras portuarias de gran calado que, aseguró, harán los máximos esfuerzos para proporcionar la plataforma logística que necesitan las empresas coreanas para avanzar también en el sud de Europa. En definitiva, quieren ser partícipes de la reactivación del sector logístico y, por ende, del comercial de ambos países.