“Antes de ser mesa, fui botella”. Ese es el mensaje de la novedosa iniciativa de economía circular que han desarrollado Baleària y Cabreiroá para reciclar más de 7.000 kg de plástico y destinarlos a la creación de mesas, sillas y bancos destinados a las terrazas exteriores de algunos barcos de la naviera.

La utilización de este material reciclado con aspecto de madera está preparado para resistir 30 años, y ha supuesto la reducción de 13.700 Kg de emisiones de CO2, según datos de Ecoembes. La empresa Hijos de Rivera, propietaria de marca Cabreiroá, provee a Baleària de las botellas de agua para consumir a bordo. Una vez utilizados estos envases, un proveedor especializado los recicla y transforma en muebles para barcos como el ‘Abel Matutes’ o el ‘Martín i Soler’, que además navegan a gas natural.

“La experiencia inicial con el ferry Abel Matutes nos animó a extenderla a otros buques, ya que encaja muy bien con nuestros valores y compromiso con el medio ambiente”, ha asegurado Hipólito Rodríguez, director de Servicios a Bordo de Baleària.

Baleària y Cabreiroá comparten valores comunes en su compromiso con la sostenibilidad, y ambas firmas han convertido en un eje fundamental de su estrategia colocándose a la vanguardia de sus respectivos sectores en términos de circularidad y uniendo sus esfuerzos para ser más ecoeficientes y generar un impacto positivo en el entorno.

Fuente: Baleària