A principios del mes de junio la firma hostelera Azotea Grupo abrió las puertas de su última propuesta gastronómica: El Cuartel del Mar. Ubicado en Chiclana de la Frontera, Cádiz, se trata de un proyecto en el que el venían trabajando desde hace casi un año.

La ambiciosa iniciativa, que vio la luz hace unas semanas, parte de la rehabilitación de un edificio hasta ahora en desuso: el antiguo Cuartel de la Guardia Civil de la Loma del Puerco. “La edificación corona la subida de la ladera desde la playa de La Barrosa abriéndose al paisaje con una intervención muy respetuosa, con materiales naturales, que pone en valor las características únicas del entorno”, describen fuentes de la empresa.

El reto de estos meses ha sido adaptar las instalaciones a sus nuevos usos de restaurante y crear un espacio para desarrollar actividades culturales y de ocio, incluidas exposiciones de diferentes manifestaciones artísticas. Además, en el proceso de reactivación, se ha recuperado uno de los enclaves mejor situados en este litoral para el avistamiento de aves. Una de las innovaciones del proyecto ha sido el añadido de una escalera de caracol integrada en la construcción que sube desde el patio a la azotea, un espacio al que antes de esta intervención no se tenía acceso.

La apertura de El Cuartel del Mar, que estaba prevista para Semana Santa de 2020, supone la primera incursión de Azotea Grupo fuera de Madrid. En la capital ya cuenta con espacios gastronómicos en diferentes puntos culturales emblemáticos de la ciudad, como el Círculo de Bellas Artes o el Museo Reina Sofía.