La empresa noruega Astrumfuel ha invertido 10 millones de euros en España para transformar los residuos plásticos no reutilizables en aceite diésel para uso doméstico o como combustible para barcos, y darles así una segunda vida a este material que habitualmente se queda sin utilizar en los vertederos.

La inversión está destinada a la compra de una parcela de 15.000 m2 para instalar sus instalaciones de reciclado de residuos en el polígono Pla de Carrases, situado en la localidad valenciana de Llíria, y que darán empleo, en principio, a 20 técnicos especializados.

Además, el Consorcio València Interior (CVI), se encargará de nutrir a Astrumfuel con todo el plástico necesario para su negocio, cumpliendo una triple función: evitar la acumulación de plásticos sin salida comercial en vertederos, aumentar la vida útil de los residuos plásticos y generar nuevos productos con el material.

“Es una iniciativa muy importante para el CVI dado que con este modelo de economía circular se utilizan los residuos para crear empleo, mejorar las cifras de valorización de residuos y acercarnos a los objetivos que nos marcan las instituciones europeas, estatales y autonómicas. Se trata de algo muy beneficioso porque es economía circular, residuos convertidos en recursos que sirven para crear combustible sin necesidad de extraer nuevos materiales de la naturaleza”, ha destacado el presidente del Consorcio Valencia Interior, Robert Raga en declaraciones recogidas por ElDiario.es.

Fuente: Levante y ElDiario.es