Las empresas ASTI Mobile Robotics y BOOS Technical Lighting son ejemplo de cómo la inteligencia artificial puede mejorar nuestro día y a día. Y buena prueba de ello es la solución que acaban de dar en estos tiempos de coronavirus. Han desarrollado un robot móvil de desinfección contra el COVID19, ZenZoe Robot, que utiliza la luz ultravioleta (UV-C) para eliminar gérmenes y patógenos tanto en el aire como en superficies y objetos. La radiación emitida por el robot, que puede moverse por las instalaciones que se desea desinfectar, logra una reducción de la carga vírica y bacteriana de hasta el 99,99%.

Una ventaja que destaca la consejera delegada de ASTI Mobile Robotics, Verónica Pascual, que asegura que “la trazabilidad de la desinfección es fundamental” en la medida en que esos datos objetivos pueden servir como base de registro y de mejora continua. Precisamente, esta empresa burgalesa viene ayudando a sus clientes a afrontar procesos de automatización de logística interna con robots conectados a la nube como base de la transformación digital, puesto que “lo que no se mide, no se mejora”.

“Un acercamiento proactivo a un problema de infección y propagación del virus, la implicación directa de todos los niveles de ambas organizaciones y un espíritu dinámico, innovador y abierto, ha dado como resultado un producto que ha demostrado, que desinfecta, con una  mayor eficacia, velocidad y eficiencia que ningún otro, y que actúa de manera letal sobre cualquiera de los patógenos objeto de preocupación actualmente”, apunta Alfonso Vázquez de Prada, director general de BOOS Technical Lighting.

Foto: ASTI