Amazon ha anunciado la apertura de un segundo centro logístico en Illescas (Toledo) con más de 180.000 metros cuadrados y que creará 1.200 empleos fijos en los próximos tres años. El gran operador logístico suma así este centro al que ya tiene en la misma zona logística desde 2019, un almacén para artículos voluminosos.

El nuevo centro, sin embargo, se destinará a productos de menor tamaño (móviles, juguetes o libros, entre otros) y dará servicio a las operaciones de Amazon tanto en España como en Europa. Entre los perfiles que la compañía ya ha comenzado a buscar para el nuevo centro de Toledo figuran técnicos de ingeniería y mantenimiento, operadores logísticos, jefes de operaciones, enfermería del trabajo, ingenieros de IT, ingenieros de automatización o responsables de recursos humanos.

Este anuncio evidencia la consolidación y apuesta de Amazon por el mercado español. De hecho, hace un mes la compañía anunciaba otro proyecto para levantar un centro logístico robotizado de 160.000 metros cuadrados en la Región de Murcia, en el que espera crear 1.200 empleos fijos en tres años.

Junto al de Murcia, también ha anunciado la construcción de una estación logística en Alicante, que generará 60 empleos fijos. Con estas últimas incorporaciones, la red logística de la multinacional sumará ya 30 instalaciones en España: 9 centros logísticos; dos centros logísticos urbanos, dedicados a su servicio de entregas rápidas Prime Now; 17 estaciones logísticas, y dos centros de distribución.

La compañía, que ha visto disparado su negocio con la pandemia en todo el mundo, añadirá otros casi 2.500 empleos fijos a su plantilla en España, que se sumarán a los 12.000 que tiene hoy en el país. Solo en 2020, Amazon creó más de 5.000 empleos a nivel local.

Fuente: Cinco Días