La reactivación económica ha llegado casi de imprevisto a la pequeña localidad jienense de Jamilena (poco más de 3.000 habitantes). Con una economía local basada esencialmente en la conservación y comercialización de ajos, el año 2020 y especialmente ahora en plena reactivación está siendo muy próspero para la gran cantidad de empresas que se dedican a esta actividad.

Así lo resume en el Diario Jaén el presidente de la Asociación de Ajeros de Jamilena (AJA), Juan Anguita, quien explica que tras años complicados, la escasez de producto proviniente de China ha hecho que el cliente español y europeo busque eminentemente producto español. Y eso es lo que ha multiplicado la velocidad de reactivación de los negocios locales.

Y no parece que vaya a parar, al menos, en los próximos meses, que son los de la campaña vigente. El comportamiento del mercado chino marcará el futuro pero desde AJA se afanan en trabajar con estándares de calidad óptimos que mejoren su posicionamiento de cara a los tiempos que están por venir.

Mientras tanto, el volumen de negocio en este pequeño pueblo va en aumento, así como la contratación para ampliar plantillas.